10 cosas que he aprendido al retransmitir por Facebook Live el Desafío Madrid-Valencia

10 cosas que he aprendido al retransmitir por Facebook Live el Desafío Madrid-Valencia

360 km dieron para mucho, tanto que tuvimos que dividirlos en 2 días a consecuencia de la lluvia, el frío, el viento y hasta el granizo.

Aunque no conseguimos terminar en un día, aunque no conseguimos terminar todos, aunque en algunos momentos lo último que apetecía era ponerse delante de la cámara, aunque a veces los directos no saliesen del todo como a uno le gusta, valió la pena, y tanto, sólo por el aprendizaje ya fue una victoria.

Estas son 10 cosas que me llevo del Desafío Madrid-Valencia desde el punto de vista de la comunicación vía Facebook Live, además de una experiencia vital inolvidable.

 

Las sinergias son poderosas

Tuvimos la suerte de poder alcanzar un acuerdo de colaboración con Bicimarket.

La tienda online de ciclismo cuenta con más de 90.000 fans en su página de Facebook, esto nos permitió llegar a una audiencia difícilmente alcanzable de modo orgánico para aumentar las donaciones y a ellos disponer de un contenido fresco, único y atractivo para sus seguidores más allá de su blog o sus productos, generando una gran interacción.

 

El directo es una mina de alcance

El hecho de que se envíe una notificación a todos los seguidores hace que la audiencia se multiplique frente a cualquier vídeo convencional.

Sólo en Bicimarket se consiguió un alcance de 200.061 y 65.389 visualizaciones de los 9 directos.

Y digo sólo en Bicimarket, porque hubieron compañeros que emitieron en la fanpage del Desafío, en la de Vici de Bici y en sus perfiles personales.

 

La técnica es importante

Este ha sido uno de los puntos a mejorar, el primer vídeo, a pesar de la preparación y usar trípode, no estaba centrado.

Especialmente en interiores hay que cuidar la luz, la posición, los ruidos y el plano, una cosa es que la conexión 4G o 3G no disponga de mucha cobertura y salga pixelado, otra distinta que aparezca una imagen descuidada.

 

El trabajo previo es clave

Preparar bien los sitios desde los que se emitirá e informarse del km y el nombre de la población en el que se está.

Esto es muy importante, es un trabajo que debe hacerse antes, al igual que el de preparar los enlaces a la plataforma de crowdfunding, los emojis y los copys en el bloc de notas del smartphone, así sólo nos preocupamos de copiar, pegar y emitir.

 

Guionizar puede ser un corsé

Otro error, intentar delimitar demasiado el discurso y que este aparezca forzado.

Para próximas ocasiones no guionizaré, sencillamente enumeraré los temas que quiero tratar, luego serán más fáciles de recordar y el discurso quedará mucho más fluido.

 

Recibe artículos como este en tu correo

Suscríbete a mi newsletter >  haz click aquí

 

 

La participación del equipo participe es clave

Sin duda alguna, a pesar de ser yo el que se encargó de los directos era necesario que el equipo al completo estuviese presente y participase.

No quería ser el único en hablar, el Desafío era un reto compartido, pero esto resulta difícil cuando al hecho de que hay gente a la que no le gusta la cámara se unen 200 km bajo la lluvia en bici, sencillamente no apetece.

 

Mostrarse natural, sin imposturas

De nada sirve montarse un personaje, quedará artificial, forzado y sin ritmo.

Esto no eran vídeos de Youtube, no podíamos cortar y volver a empezar, esto eran directos que reflejaban unos momentos, unas situaciones y unos estados de ánimo concretos, ahí no cabe actuar, simplemente ser natural y mostrar la parte más humana.

 

Tener apoyo en la distancia para la difusión

Los directos eran replicados en mi perfil personal y en muchos otros.

Aquí he de agradecer a mi novia que estuviese al tanto de las publicaciones para hacer de “repetidora”. Además ella fue la que grabó la llegada, teniendo acceso a la fanpage y estando preparada (avisada por mí) en el momento exacto en el que entraríamos en la plaza.

 

Te ve mucha más gente de la que percibes

Esto lo he notado en los días posteriores al Desafío.

Amigos, familiares, clientes, colegas de trabajo, multitud de personas que no pensabas que prestarían atención luego te preguntan sobre el tema, porque no perdieron detalle de lo que se emitía.

 

Al dar recibes

No sólo lo digo por el hecho de que se sorteaban 5 packs de productos de Bicimarket entre aquellos que compartieran los directos.

Hay gente que de todo corazón nos escribía y nos daba ánimos, vídeo a vídeo, y esta es una de las cosas más valiosas que me llevo. Al exponerte, al mostrar la cruda realidad que en algunos momentos vivíamos, la gente empatizó y nos dio sus mejores deseos.

Te interesa leer esto

The following two tabs change content below.

Albert Valero

Consultor de Marketing especializado en ciclismo y triatlón. Diseño y ejecuto planes de marketing deportivo para marcas y eventos. Además imparto formación en escuelas de negocio y universidades sobre marketing digital y social media.... Leer más

1 Comentario

  1. Hola Albert,

    Descubro este post en Twitter gracias a mi colega Julen Iturbe. Estaba partiéndome viendo el directo de la bicicleta diminuta esa. 😉

    Mi experiencia coincide con todo lo que dices en el post. Es más, creo que en el fondo está todo bastante relacionado. Probar cosas nuevas y practicar te va dando soltura y esa soltura hace que no tengas que guionizar tanto, o que guionices de otra manera, más suelta, y eso te da más naturalidad. Y cuando das, recibes, gran verdad.

    El momento mágico mi primer Facebook Live para una marca fue cuando la audiencia comentaba e interactuaba en directo con nosotros.

    Al principio estaba nervioso pero luego fue una gozada. Te paso un post donde resumí mi experiencia retransmitiendo una cata de vino en un centro comercial. http://www.filmatu.com/cosas-que-aprendi-facebook-live-eroski/

    Un saludo y sigamos pedaleando con el live.:)

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *