¿Cómo empezó todo esto?

Nací en 1983 en Sedaví (València), mi primera bici fue una BH de color blanco con ruedas de plástico naranja, al principio usaba ruedines y más tarde rodé sin ellos.

Los años 90 los pasé anonadado frente al televisor, recuerdo vivamente los duelos de Indurain con Chiapucci, Bugno o Rominger, el mundial de Armstrong, la épica de Escartín, los récords de la hora… aún hoy en día esto es algo que me absorbe.

En 2003 empecé mis estudios universitarios, estudié Biblioteconomía y Documentación. Unos conocimientos que me han proporcionado la capacidad de buscar, analizar y canalizar de manera altamente eficiente la información que encuentro en internet, además de mejorar mis habilidades comunicativas.

En 2008 abrí mi primer perfil de Facebook y al mismo tiempo me marché a Holanda. En el paraíso de las bicis tuve la oportunidad de trabajar en una universidad, con un software que no conocía, en un idioma que no conocía (Neerlandés). Perfeccioné mi inglés y empecé a notar las primeras señales de que el “Social Media” era algo a lo que debía prestar atención.

En 2010, tras años dedicados a trabajar como documentalista, bibliotecario y archivero, decidí empezar un reciclaje profesional. Formé parte de la primera promoción del curso “Community Manager y gestión de un plan Social Media” que se impartió en la Universidad Politécnica de València. Esto me cogió involucrado a 31416K, un proyecto centrado en el diseño web y en el que empecé a desarrollar aquello que había aprendido.

En 2014 descubrí StandOUT Program, una formación completamente opuesta a aquello que había experimentado hasta el momento. Gracias a gente como Isra García, Aitor Contreras, Enrico Ahrens y muchos más me di cuenta de que mis limitaciones no eran más que excusas, que mis miedos se superaban lanzándome al vacío, que me encanta hablar en público y que sólo se aprende y se gana cuando no se pide permiso.

Fallé, aprendí, volví a fallar y de nuevo volví a aprender.

En 2016, tras muchas bicis, algún reto personal que me permitió perder 17 kilos, y sobre todo con 6 años de errores y aciertos a mis espaldas, decido lanzar mi propia agencia. Esta nace con una visón clara de las soluciones que aporto y a quién se las debo aportar:

Empresas, marcas y eventos que compartan mi pasión por el ciclismo y la búsqueda de la excelencia en el trabajo.