Cómo rentabilizar un patrocinio desde una marca de ciclismo o triatlón

Cómo rentabilizar un patrocinio desde una marca de ciclismo o triatlón

Photo Credit: Alfonso Gamaza

Para la gran mayoría de marcas de ciclismo y triatlón los patrocinios (sean personas, equipos o eventos) son una inversión obligada de cara a conseguir difusión más allá de sus propias comunidades.

Gran cantidad de patrocinios se cierran todos los años, sea visibilidad a cambio de material, producto, servicios o dinero, no sólo es importante tener una red de patrocinados que tu competencia no tiene, sino también saber activar el patrocinio de manera efectiva para sacar el mayor resultado.

 

Estos son los pasos que considero importantes a la hora de sacar el máximo provecho a un patrocinio.

 

Definir por contrato los términos y obligaciones

 

Parece de perogrullo, pero no lo es. Resulta crítico plasmar en un documento aquello que el patrocinado espera de una marca y lo que la marca espera del patrocinado.

 

Por parte de la marca

  • Tipo de patrocinio (dependiendo de si tiene diversos grados o tipos).
  • Cantidad (€ o material).
  • Plazos de pago – entrega.
  • Duración del patrocinio.

Por parte del patrocinado

  • Redes en las que está presente y en las que promocionará la marca.
  • Soportes en los que aparecerá el logo de la marca (camiseta, banners, tritraje…).
  • Obligatoriedad (o no) de vestir prendas o merchandising en las apariciones en medios.

Motivos para rescindir la colaboración

Este es un punto crítico, pues determinará las “líneas rojas” que no deberá rebasar ninguna de las dos partes, unos ejemplos podrían ser:

  • Que el patrocinado aparezca en cualquier medio usando productos de una marca considerada competencia.
  • Que el patrocinado incumpla sus obligaciones a pesar de ser apercibido por la marca.
  • Que la marca no proporcione el dinero, productos o servicios en los plazos establecidos o en la cantidad establecida.

 

Pack del patrocinado

 

En algunos casos los patrocinados no tienen muy claro aquello que deben hacer, y mucho menos cómo lo deben hacer.

Es por ello que una buena manera de guiar puede ser mediante la elaboración de un pack de documentos y contenidos:

  • Ejemplos de publicaciones en RRSS, con el tono y la “venta velada” adecuados.
  • Ejemplos de vídeos y trucos para elaborarlos.
  • Ejemplos de apariciones en medios.
  • Logo de la marca en PNG de alta resolución (Y dejar claro que no debe redimensionarse).
  • Banners personalizados para las redes en las que esté presente.

Se trata de facilitarle el trabajo, porque este repercute directamente en favor de la imagen de la marca.

 

Recibe artículos como este en tu correo

Suscríbete a mi newsletter >  haz click aquí

 

Monitorización

 

Mediante listas de Twitter, listas de amigos en Facebook (añadir a los patrocinados en una cuenta personal creada a propósito), RSS de los blogs y búsquedas del nombre en Google Alerts.

 

luis-pasamontes

Las listas de Facebook son poco conocidas pero resultan muy útiles a la hora de segmentar contactos.

 

Esto es básico para estar al día de lo que hacen y dicen, hasta el punto de enterarse de patrocinados promocionando a la competencia, con la consiguiente rescisión de contrato.

 

Mantenerlos informados

 

No debemos esperar que los patrocinados estén al tanto de todo aquello que nosotros publicamos. Estamos hablando de deportistas que en algunos casos tienen sus propios empleos, deben sacar horas de la nada para entrenar y quizá estén respaldados por varias marcas.

Si la marca justo acaba de sacar un producto es el momento de tirar de toda la artillería de comunicación y marketing, enviemos una newsletter para patrocinados con enlaces a gráficas, artículos o vídeos sobre el producto, si es que no les hemos enviado el producto en sí, e incluso un pack de nuevos banners personalizados.

Por otra parte podemos permitirnos la licencia de etiquetar a los patrocinados en publicaciones de las que queramos obtener más alcance, tanto Facebook, como Instagram y Twitter nos permiten etiquetar a personas en las fotos o en la publicación. Esto es algo que puede recogerse en el contrato para que no sea vea como intrusivo.

 

Momentos de la felicidad

 

En mi experiencia tratando con patrocinados me he dado cuenta que el momento en el cual estos son más propensos a compartir imágenes sobre el producto en redes sociales es cuando reciben producto por correo.

Podemos programar los plazos de entrega de producto en momentos que nos interesen estratégicamente, y por otra parte, podemos sorprender enviando merchandising o muestras de nuevos productos sin previo aviso, esto generará un “sentimiento de obligación” de cara a la marca, que se traducirá en una mayor difusión.

 

Excel de control

 

Llega fin de año y nos preguntamos ¿Qué patrocinios vale la pena mantener y cuales no? Una forma sencilla de controlarlo es mediante una tabla excel con todos los patrocinios, mensualmente se rellena una celda con un color:

  • Verde: Cumple con lo pactado
  • Naranja: Debe mejorar la comunicación
  • Rojo: Incumple el acuerdo

Día a día al monitorizar a los patrocinados podemos ir rellenando la tabla, y una vez al mes comprobar que no nos hemos dejado a ninguno por controlar, generalmente aquellos que no veamos a lo largo del mes, serán rojos.

De este modo podemos dar toques de atención y ahorrar dinero en caso de incumplimiento sistemático, en vez de esperar a final de año y darnos cuenta de que hemos tirado dinero o producto durante meses.

 

 

Así entiendo yo el aprovechar un patrocinio por parte de una marca.

¿Se te ocurre algo más?

 

 

Te interesa leer esto

The following two tabs change content below.

Albert Valero

Consultor de Marketing especializado en ciclismo y triatlón. Diseño y ejecuto planes de marketing deportivo para marcas y eventos. Además imparto formación en escuelas de negocio y universidades sobre marketing digital y social media.... Leer más

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *